Inicio > Información del portal > Qué es el Ararteko

Qué es el ararteko

Queremos darte la bienvenida y explicarte brevemente qué es el Ararteko. El Ararteko es la Defensoría del Pueblo u Ombudsman del País Vasco.

Queremos que nos conozcas bien, que sepas qué hacemos exactamente y en qué te podemos ayudar. Queremos defender mejor a toda la ciudadanía en relación con las actuaciones y políticas públicas de las administraciones vascas. Esperamos que este portal sea de tu agrado y que responda debidamente a los objetivos de información, de comunicación, de transparencia y de participación que nos hemos propuesto. Queremos, en cualquier caso, ofrecer un excelente servicio y para ello recabamos tu colaboración. Te animamos, pues, a que nos hagas llegar tus propuestas y opiniones con el fin de contribuir a mejorar este portal y, en general, el funcionamiento y los servicios del Ararteko, que deseamos que en todo momento se presten con eficacia, amabilidad y rapidez.

El Ararteko fue creado y regulado por la Ley del Ararteko 3/1985, de 27 de febrero, del Parlamento Vasco, de acuerdo con lo establecido por el Estatuto de Autonomía del País Vasco en su artículo 15. El Ararteko se define como el alto comisionado del Parlamento Vasco para la defensa de los derechos de las personas en relación con las actuaciones y políticas públicas de las administraciones públicas de la Comunidad Autónoma del País Vasco (Gobierno Vasco, diputaciones forales, ayuntamientos u organismos públicos dependientes de alguna de esas administraciones).

El Ararteko es una institución u oficina dirigida por una persona, igualmente denominada ararteko, elegida para un período de cinco años por el Parlamento Vasco por una mayoría de tres quintas partes. Es una institución independiente e imparcial y presta a la ciudadanía vasca un servicio público que es totalmente gratuito.

Somos una institución de garantía y de defensa de los derechos de las personas. El sistema de derechos humanos, pilar básico de nuestras democracias y de nuestra convivencia, es, por su naturaleza, algo dinámico y evolutivo y, por tanto, puede y debe ser mejorado continuamente. Para ello, los poderes públicos deben emplearse a fondo, pero también resultan fundamentales el compromiso y el trabajo de cada una y uno de nosotros.

Nos gustaría pediros a quienes visitáis este portal que, en la medida de vuestras posibilidades, colaboréis en la promoción y protección de los derechos humanos. El derecho a la vida, la dignidad de la persona, la libertad, la igualdad, la integridad física y moral, el libre desarrollo de la personalidad, etc., todos y cada uno de ellos, los tenemos que defender todos los días. También los valores que resultan imprescindibles para que los derechos de las personas gocen de buena salud: la no violencia y el respeto al prójimo y a la diferencia, a la diversidad, a la pluralidad, a la fraternidad y a la solidaridad.

Recibe un cordial y afectuoso saludo.

Manuel Lezertua Rodríguez. Ararteko




ENLACES RELACIONADOS

DOCUMENTOS RELACIONADOS

7 de Junio de 2017